21.11.2014
Miguel Osa
Ningún comentario
De una mirada, una sonrisa. De una sonrisa, un guiño. De un guiño, un beso. De un beso, una mirada. Y así quedamos atrapados en el tiempo.
16.11.2014
Miguel Osa
Ningún comentario
Envidiaré a quien te quite el sueño, porque se quedará con parte de los míos. Tú, que consigues silenciar a la tormenta pues nada pasa más allá de tu sonrisa y tu presencia. Yo, que te pregunto aun sabiendo la respuesta olvidaría hasta mi nombre por formar parte de ella. Y desconozco quién resuena en tu cabeza, quién consigue que te pierdas en caminos de ida y vuelta. No seré yo quien te diga que te deja, quien abandone sin buscar pelea. Nunca fui un buen soldado en esta guerra. Nunca fui de quedarme en la trinchera y con el paso de los años todavía me recuerdas. No hubo día en que no te lo dijera, sin que tú me preguntaras qué veía en ti. Y me imagino con el tiempo, que de tanto ir a su encuentro, por fin me encuentre con tu beso y mi mundo empiece ahí. Y mis canciones se enredarían en tu pelo, ya no hablaría en secreto del otro lado del espejo, de lo que eres para mí. Desterraría la palabra incompleto, escribiría Te Quiero sin peros y hablaría de lo que eres para mí. Y mis canciones serían testigo de lo nuestro, tendría envidia el universo al ver que hay algo tan perfecto e imposible de describir. Y me despierto cuando rozas con tus dedos mi mejilla y ese gesto me devuelve a tierra al fin. Envidiaré a quien te quite el sueño, porque se quedará con parte de los míos.
21.10.2014
Miguel Osa
Ningún comentario
Pasará el tiempo y sólo quedarán hojas mojadas. Árboles desnudos huérfanos de pájaros que les daban alas. Serán nuestros abuelos cargados de recuerdos que no siempre escucharemos. Serán lo que fueron, héroes olvidados en estos tiempos modernos. Serán nuestros días gastados con alevosía, sin reparo ni acierto. Serán nuestras vidas que no arriesgaremos por no ponerlas en juego. Serán esos hombres rellenos de paja quienes nos vacíen de memoria y esperanza. Moriremos sin saber lo que estuvo mal ni bien. Nuestra herencia está vacía si no se llena el alma. Seremos lluvia sobre la ciudad polvorienta intentándola calar con nuestra esencia. Seremos tan eternos como el recuerdo. Y nos olvidaremos. Porque algún día moriremos. Moriremos como todo ser vivo que vive sin miedo, que se atreve a vivir sin quedarse en el intento. Que lucha, que llora, que siempre está dispuesto. Llegaremos a viejos y para entonces seremos abuelos cargados de recuerdos e historias que contar. Seremos tan viejos como lo son nuestros sueños, aquellos pájaros que nos dieron alas años atrás. Seremos soñadores, poetas,  escritores con una vida por desvelar. ¡Que aun no estamos muertos por más que alguno nos haya enterrado ya! En memoria de mi abuelo.

Contacto:

Próximos conciertos

24 Octubre

Collage Drinks&Art  Madrid

23:00